El plan de Dios para mi vida


PORQUE SIN FE ES IMPOSIBLE AGRADAR A DIOS... (HEBREOS 11:6) ¿Qué dijo Felipe? En San Juan 14:8 y 9 leemos “Felipe le dijo: Señor, muéstranos el Padre, y nos basta. Jesús le dijo: ¿Tanto tiempo hace que estoy con vosotros, y no me has conocido, Felipe? El que me ha visto a mí, ha visto al Padre; ¿cómo, pues, dices tú: Muéstranos el Padre?” Este discípulo quería que Jesús le mostrará al Padre y este pedido no era malo, pero su motivación estaba guiada por la incredulidad y los discípulos tuvieron muchas evidencias con Jesús pero ellos no comprendieron su misión. ¿Cómo puede una persona pasar tanto tiempo con Jesús en un lugar y no conocerle? Los discípulos vinieron con muchas expectativas y sabían que Jesús era el mesías, pero al ellos llegar con ideas preconcebidas y planes en sus mentes esto se interpuso en lugar de lo que Dios quería hacer en ellos. Hacer planes no es malo, pero cuando estos se interponen en el lugar de lo que Dios quiere hacer en ti son un obstáculo. Ahora bien, cuando los discípulos conocieron a Jesús y al ver que Él tenía un plan diferente al que ellos habían concebido, sus expectativas se esfumaron, y como no se cumplió lo que ellos tenían pensado, perdieron la fe; lo que trajo como resultado una incredulidad mayor en ellos. El individuo que es promisorio que se proyecta ante el mundo, se opone al Señor en la gran mayoría de las veces; porque sus pensamientos no concuerdan con los de Dios. Nuestro Salvador dice “niégate a ti mismo”, yo debo estar abierto para que el Señor me diga que hacer. Pero muchas veces las ambiciones personales toman el lugar del plan de Dios para ti. “Cuando renunciamos a nuestras ambiciones personales el Señor nos puede usar mejor”. Cuando llegamos ante el Señor con un plan flexible, Él asume las riendas sólo cuando él lo requiera. Hay personas que tienen todo planeado, hay otras que no; y solo dicen lo que Dios quiera y no tienen dirección. Hay que dejar claro que todos debemos planificar pero siempre guiados por los principios del Señor, asumir una actitud de indiferencia y de desorganización frente a la vida no lo aprueba el Señor. Pero cuando no le damos la oportunidad al Espíritu Santo de guiarnos a la verdad en Jesús nos alejamos de la senda. Las evidencias son necesarias, Jesús dijo yo soy la mejor evidencia Felipe. Pero la fe es necesaria y suficiente. Vale la pena preguntarse ¿Se satisface el ser humano con las evidencias? NO y siempre quiere más y más evidencias. En Hebreos 11:6 leemos, “Pero sin fe es imposible agradar a Dios; porque es necesario que el que se acerca a Dios crea que le hay, y que es galardonador de los que le buscan”. Todos nosotros pasamos por momentos de decisión y solicitamos una evidencia abrumadora. Felipe dijo a Jesús- muéstranos al padre ¿Qué le pedimos nosotros al señor? Si no hay fe de nada va a servir, a veces queremos una respuesta inmediata del poder de Dios. Por eso es que la fe significa entregarle y confiarle toda nuestra vida al Señor. Así que, toda la experiencia de los discípulos fue un contraste con la vida de Jesús, muéstranos al padre y nos basta y nos es suficiente.Que le dijo Jesús, ¿tanto tiempo Felipe que he estado con vosotros y no has visto al Padre?. Felipe teniendo a Jesús visible y presente le pidió que le mostrara al padre. El pedía evidencias, y que le dijo Jesús que había tenido suficientes evidencias.