Actividad Doméstica

formando un caracter

“Han de familiarizarse con los deberes de la vida diaria. Se les debe enseñar a cumplir bien y esmeradamente los deberes domésticos”.

Los jóvenes se desarrollan en las tareas domésticas ayudando a limpiar y ordenar sus dormitorios, lavar su ropa y colaborar en la limpieza del área donde labora. En el cumplimiento de estos deberes vencerán los hábitos de indiferencia, descuido y desorden; porque, a menos que se corrijan, estos hábitos serán introducidos en toda fase de la vida y ésta verá arruinada su utilidad.